52 ANIVERSARIO DE CARAVANA

16Abr12

Voy a hacer un alto en mis compromisos académicos y vuelvo a este blog, porque de nuevo, un año más, hubo un encuentro de caravaneros el día 14 de abril, para recordar y celebrar, en esta ocasión, el 52 aniversario de la feliz aparición de Caravana, el programa musical que nos trajo el inolvidable y querido Angel Alvarez.

Para mi, que no estuve en el anterior aniversario, siempre es una emoción especial acudir a esta cita anual, perfectamente organizada por unos viajeros –Pedro y Hector- que asumen complacidos y con ilusión, la tarea de reunirnos cada año por estas fechas, a todos aquellos que tenemos como factor común nuestro gusto y admiración por esa música que Angel nos dio a conocer.

Llegar y que te entreguen dos recopilaciones (los volúmenes 2 y 3) impagables de los nº 1 de Caravana, con sus portadas y fundas que parecen una obra de arte, ya es una bienvenida especial, junto a las caras sonrientes y saludos afectivos de los viajeros que se acercaron a este acontecimiento. Digo bien esto último, pues hasta allí vinieron amigos desde Tenerife y Sevilla, por citar los lugares más lejanos. Saludos, almuerzo, y durante el mismo, continuas imágenes entrañables de la historia de Caravana, de Angel Alvarez, de los viajeros pioneros y de los intérpretes que son tan admirados y queridos por todos los que allí estuvimos.

Los viajeros de Caravana tienen merecida fama de su excelente sentido musical, y de su curiosidad, pero también nos flaquea la memoria. Por ejemplo, cuando en una de las imágenes se veía a Bobby Darin y su “Come Setember”, se me ocurrió preguntar quien era el grupo que interpretó también esa canción con un buen éxito, pero en una versión instrumental. Y ninguno nos acordamos, lo que causó un desánimo notable en todos los que compartíamos esa mesa. Esa respuesta quedó pendiente.

Antes de comenzar, Luis Cuevas nos hizo un breve y afectivo recuerdo de su primer y sorpresivo encuentro con la música de Caravana. Contaba, que en cierta ocasión, moviendo el dial de su radio, se encontró con una canción que despertó su asombro, y cuando terminó, oyó esa voz única de Angel Alvarez diciendo quien era el intérprete (y no se enteró de nada) y la canción (y tampoco se enteró de nada). Pero sí tenía claro que se quedó entusiasmado. A partir de entonces quedó “enganchado” a esa música que Angel nos regalaba en sus programas.

Después del almuerzo, el viajero que vino de Sevilla nos deparó una sorpresa, en forma de regalo de un LP de vinilo de Jim Reeves. No era un regalo para todos, naturalmente, sino para aquel que tuviera mayor acierto en identificar interpretes que versioneaban algunas series doradas, que el muy avispado y simpático sevillano, había preparado y seleccionado. Mientras escuchábamos esas canciones, de alguna forma, también estábamos haciendo homenaje a los añorados tests y concursos de aniversario en el auditorio de Hilarion Eslava. Esto se podría repetir, e inclusive, mejorar, para el próximo; lo importante son las ideas.

Sin necesidad de hacer un recuento, en esta cita estuvimos unas 50 personas. Tuve la suerte de compartir mesa con grandes viajeros y amigos, como Raquel, Pablo Herrero, Pedro Muñoz, Alfredo Niharra, Amada, Luis Cuevas y Mariló. Un video precioso nos trasladó a los primeros tiempos de Caravana, acompañado de canciones,  y al sonar “Tell Laura I Love Her”, algunos no se resistieron a canturrear, por ejemplo, Adela, la hija de Angel Alvarez, que vino acompañada de sus sobrinos, anticipando, complacida, su regreso desde Chicago. Escuchar, en esa atmósfera, junto a todos los demás nuestra “Sinfonía del Rock and Roll” o la versión que hizo Lawrence Welk de nuestra legendaria “Runaway”, resultó emocionante de verdad.

Poco a poco los viajeros asistentes se fueron marchando. Antes de hacerlo, Pablo Herrero nos dijo que en el próximo aniversario estaría dispuesto a tocar algunas canciones con sus amigos de los tiempos de Los Relámpagos. Al final, quedamos unas 12 personas reunidas alrededor de una de las mesas, continuando una conversación apacible y sobre todo, interesante. Era el momento del relato de anécdotas conocidas tan solo por unos pocos, y Adela fue parte esencial en recordarlas.

Podría decirse que Caravana es una carreta de soñadores. Por ejemplo, Alfredo nos confesaba en esta tertulia final, que su sueño, como el de muchos otros, era reunir todos los Series doradas de Caravana; y ahora que los había conseguido, tenia un nuevo sueño. Y consistía en lograr una de las sintonías más emblemáticas de Caravana, recreada por el propio Angel Alvarez, en concreto la que mezclaba varios fragmentos musicales, formado por el sonido inicial de cascos de caballo,  del tema “Tender Love and Care” y de “On The Trail” repitiendo otra vez el sonido de esas herraduras”.  Llegados a este punto, el amigo Pedro no estaba de acuerdo y dijo que “no podía ser cascos sobre cascos, porque serían <recascos>”. En fin, tras unas risas, parece que Adela iba a dar a Alfredo las pistas necesarias para que pudiera hacerse con su sueño. Ya veremos que se puede hacer para que los demás puedan ir haciendo realidad los suyos.

Una de las cualidades destacables de Alfredo, según sus palabras era “su olfato musical”, el cual le avisaba al escuchar un Serie Dorada, si era “la auténtica”  o una mera versión. Al hablar de estas cosas y tras algunas referencias a Angel Alvarez, el amigo Pedro Muñoz, que le tengo por un tipo duro, se emocionó de verdad. Y por ello, y porque le aprecio, no quise recordarle que tiene pendiente de verificar y corregir su “Charade”, que no es la fetén de Adam Wade, sino que, como el sabe bien, la que tiene es una versión de Harry Conick Jr.

No puedo dejar de citar la anécdota que Adela nos refirió siendo adolescente. En cierta ocasión que iba con su padre en el coche, Angel Alvarez tenía un tocadiscos en la parte delantera. Y le puso precisamente “Tell Laura I love Her”. Adela recordaba que le gustaba la canción, pero tras escuchar a su padre la historia conmovedora que se decía en la misma, ya quedó completamente fascinada. Adela me reveló que la gustaba la música country; se lo pregunté porque la delataban unos graciosos pendientes con bota y sombrero que llevaba.

En estos Aniversarios, aparte de encontrarte con viajeros amigos, uno tiene la oportunidad de conocer a otros, como me sucedió a mi con Juan Manuel Ibeas, con Verdasco, y con Jesús Conde, que vino de Tenerife, una persona agradable, y además, un magnífico escritor.

Me encantó ver a tres nietos de Angel Alvarez. Su recuerdo será permanente entre todos nosotros; sin embargo tal vez podríamos hacer algo para que crezcan seguidores con nuevas generaciones a quienes les gusta “nuestra” música, como sucede con alguno de nuestros hijos, jóvenes que algún día puedan tomar el relevo, y sería bonito que celebrasen con nosotros estos Aniversarios.

Faltaron, como suele ser inevitable, algunos conocidos viajeros, que nos hubiera gustado ver allí. Pero precisamente su ausencia hizo que se les tuviera más presentes, como en el caso de Charly, María José, Álvaro, Manolo y Montse. Me gusta pensar que el próximo año podrán asistir, al igual que otros antiguos y conocidos viajeros.

En verdad, fue un bonito e inolvidable Aniversario. El ambiente fue fenomenal y  no faltaron las fotos, que forman parte de los recuerdos.

Gracias a todos los que estuvieron en esta cita anual.

Javier L.



6 Responses to “52 ANIVERSARIO DE CARAVANA”

  1. 1 Raquel Alvarez Alonso

    Qué estupendo relato nos ha hecho Javier de la última reunión de Caravana. Realmente lo ha “vivido” y lo ha descrito con esa agudeza suya y su buena forma de escribir. Se merece todo nuestro agradecimiento por ello.
    Al leerlo, me han venido algunas reflexiones que me gustaría intentar transmitir.
    A todos los que amamos la música (¿es que puede haber alguien que no la ame?) nos ocurre que de pronto, al escuchar una determinada canción o intérprete sentimos ese “click” especial que está por encima de todo (de la admiración, del reconocimiento, del gusto..). Esa y no otra, por algún motivo nos llega hasta el fondo y nos hace sentirnos de alguna forma totalmente indefensos ante ella, gozosamente indefensos, y sabemos que siempre que la escuchemos nos va a ocurrir lo mismo. Pues bien, en aquellos tiempos Caravana nos dió la posibilidad de sentir esa sensación en muchísimos momentos. Podía ser Jim Reeves, o los Everly Brothers, o Matt Monro..música country, instrumental o negra, cada uno con nuestras manías… pero cuando esa sensación nos llegaba era como si la canción fuera solo nuestra y de nadie más, nada podíamos hacer ni explicar, tan solo “sentirla”. Y también a Angel le ocurría, por supuesto, igual que a nosotros. Y fue una gran suerte que en aquellos momentos nos encontráramos y pudiéramos compartirlo con los que sentían lo mismo.

    Lo bueno es que hoy todavía nos sigue ocurriendo. Después de tantísimas veces de escucharla, nos sigue emocionando esta música, afortunadamente. Yo estuve muchos años alejada de esto físicamente, no de la música, y me alegra infinito haber vuelto “a casa”. Efectivamente aquello era nuestra casa en cierto modo, en nuestra adolescencia y juventud apresuradas en medio de estudios, trabajo y primeros amores, en medio de toda esa vorágine, el programa diario, la oficina de Angel o el Auditorio eran “nuestra casa”. Y creo que en esta segunda juventud nuestra, más serena pero no menos emocionante, debemos considerar Caravana no como algo del pasado sino incorporarlo a nuestro presente y a nuestro futuro.

    Y es que yo pienso que el día que ya no sintamos ese “click” ni con Jim Reeves (mi particular manía, entre otras muchas) ni con ningun otro, ni compartamos sinceramente todo esto con nuestros amigos, no será desde luego porque la música y los intérpretes hayan cambiado (que los pobrecitos ya no están para cambios) sino que significaría que nosotros hemos cambiado para peor.

    Hagamos que esto siga marchando con buen rollo por mucho tiempo.
    Ojalá que así sea.
    Raquel

  2. 2 Alfredo Niharra

    Me han gustado mucho vuestros comentarios. Realmente, es una suerte habernos reencontrado y disfrutar de esto que nos apasiona.
    Un abrazo a los dos.
    Alfredo.

  3. 4 countrymusicstation

    Efectivamente, la música de caravana es especial. Y los viajeros, como vosotros, también. A mi ya se me están ocurriendo algunas ideas para el próximo aniversario. Y para Raquel: me han gustado mucho tus reflexiones, hay que ver que bien te sabes expresar.

    • 5 Manuel Álvarez

      “…Dos recopilaciones (los volúmenes 2 y 3) impagables de los nº 1 de Caravana, con sus portadas y fundas que parecen una obra de arte…”

      Ya sería una especial sorpresa para mí, poder contar con ese “Material”.

      Asturiano; de la rural y profunda Asturias (Concejo de Cudillero) de los años setenta… Y que con quince años -Por pura casualidad- descubre en su aparato de radio a Ángel Álvarez !!!

      Saludos. Manolo

      • 6 countrymusicstation

        Pues nada, Manuel, acercate más a Caravana. En Abril, todos los años tenemos un “encuentro” para celebrar el Aniversario, y todos los viajeros son bienvenidos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: