DOTTIE WEST: UNA TRISTE SUBASTA

04Sep09

dottie west 2Tal día como hoy, 4 de Setiembre, nos abandonó Dottie West. No sabría decir el porqué, pero la verdad es que siento una gran debilidad y afecto por esta cantante, tristemente desaparecida en un accidente. Fue grandísima amiga de Patsy Cline, a quien profesaba auténtica devoción. Dottie tuvo una vida muy difícil, su infancia fue terrible y los abusos de su propio padre, de cuyos episodios nunca quiso hablar, la dejaron marcada para siempre.

En contraposición a los muchísimos apuros económicos durante su infancia, cuando consiguió llegar a ser una estrella, no reparó en gastos, no solamente en vestidos, sino que se compró un llamativo rolls royce blanco y una gran mansión, en la cual se llegó a rodar un capitulo de la serie de TV “Lifestyles Of The Rich And Famous”.

Dottie tenía una debilidad y era su tendencia a enamorarse de hombres mucho más jóvenes que ella, y no la importó declarar que “I’m sure older guys are great lovers. But I just happen to like young guys”.

Junto a sus dotes como compositora, era una intérprete decididamente comprometida con el country auténtico. Y no me refiero solamente a sus éxitos más conocidos como All I Ever Need Is You, Country Sunshine, o Rings Of Gold, sino a otras interpretaciones como Come See Me And Come Lonely, Broken Lady y la triste y conmovedora Goodbye Is The Loneliest Word In The World.

Demostró sobradamente ser buena y rápida gastándose el dinero. Al mismo tiempo, su manager manejó horriblemente sus finanzas y, después de divorciarse de su tercer marido, en 1990, se declaró en quiebra. Perdió sus posesiones para pagar sus deudas y llegaron a confiscar otros bienes mobiliarios de su propiedad, que subastaron públicamente en su presencia, mientras Dottie contemplaba con infinita tristeza cómo se iban llevando sus objetos personales más queridos.

 Esa subasta parecía una verbena: entre las personas que se concentraron para ese sonado momento, se vendían globos, hamburguesas, etc., mientras la TV pudo grabar sus lágrimas y la humillación que esto representó para Dottie.

Poco después, el 30 de Agosto de 1991, Dottie tenía que actuar en el Grand Ole Opry. Desde su nuevo domicilio, el coche que le había prestado Kenny Rogers, se quedó parado a pocos metros de su casa. Otro conductor, de 81 años, al verla le preguntó si podía ayudarla. Se le hacía tarde para el show y se prestó voluntario a llevarla. Con las prisas, pisó el acelerador y perdió el control de su vehículo. Dottie no pudo recuperarse de las graves heridas, falleciendo el 4 de Setiembre de 1991 en el hospital. Tenía 58 años.

Kenny Rogers, gran amigo de Dottie, la elogiaba diciendo: “Mientras algunos interpretes cantan letras de canciones, Dottie cantaba emociones. Vivía sus canciones”.

En el pequeño monumento del cementerio donde está enterrada aparecen inscritas las siguientes líneas de su hit “Country Girl”:

“I was born a country girl

I will die a country girl

My world is made of blue skies and sunshine

Green fields and butterflies

I’m so glad i’m a country girl”

Su mundo, según dice, esta hecho de cielo azul y sol brillante. Como su canción Country Sunshine, magníficamente interpretada por Dottie West, y así se la llegó a conocer, como Dottie West, “the country sunshine girl”. (2651)

 



One Response to “DOTTIE WEST: UNA TRISTE SUBASTA”

  1. Remarkable issues here. I’m very glad to peer your post. Thank you a lot and I am looking forward to touch you. Will you please drop me a e-mail?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: