EDDY ARNOLD

08May09

eddy 18Hoy, 8 de Mayo, se cumple un año del fallecimiento de Eddy Arnold, una auténtica leyenda de la música country. Tan solo le faltaron siete días para llegar a los 91 años, y fue parte de una era que, con él, se ha marchado.

Nacido en Henderson, Tennessee, creció en una granja en el condado de Chester y cuando tan solo tenia 11 años, su padre murió. Al poco tiempo, la granja fue subastada para pagar las deudas de su padre y su madre y hermanos continuaron viviendo en la granja, pero como arrendatarios.

Fue su madre quien le enseño a tocar la guitarra y a los 20 años ya trabajo para Pee Wee King, formando parte de los Golden West Cowboys, para seguir después su carrera en solitario.

En 1945 el coronel Tom Parker fue su manager y con el estuvo 8 años, encadenando durante ese periodo de tiempo una docena de números 1 en las listas de éxitos, entre ellos, los conocidos Buquet Of Roses, I’ll Hold You In My Heart , I Really Don’t Want To Know.

Tras la llegada de los primeros éxitos pudo comprarse una granja en Brentwood, Tennessee y allí edificó una casa donde vivió hasta el fin de sus días. Hablar de los éxitos de Eddy Arnold sería alargar en exceso estos comentarios. Baste decir que tuvo 28 hits que llegaron hasta el nº 1 de las listas de country, y entre todos ellos estuvieron 145 semanas en ese primer lugar. No creo que ningún otro cantante country pueda presentar, por el momento, estos datos.

El éxito más grande de su carrera tal vez haya sido Make The World Go Away, una extraordinaria canción compuesta por Hank Cochran, que ya había sido un gran éxito por Ray Price en 1963 pero fue Eddy Arnold en 1965 quien se encumbró, y en la que aparecen las innovadoras “notas deslizantes” en el piano del gran Floyd Cramer. Es una canción que a Eddy le gustó especialmente cuando la escuchó en la voz de Timi Yuro, también en el año 1963, y por eso se empeñó en grabarla tambien. El éxito no pudo ser más grande.

En sus primeras grabaciones, Eddy las cantaba con fuerza y energía. Interpretaba las canciones de forma maravillosa, ayudado por su voz grave, de barítono. Más tarde, durante los años ’60, cuando grabó “What’s He Doing In My World”, otra grandísima canción (donde aparecieron los violines sustituyendo a los fiddles), compuesta por Carl Belew, y la ya citada “Make The World Go Away”, su voz seguía siendo viril pero más cálida y seductora.

No puede negarse que Eddy fuera uno de los precursores del sonido Nashville, cambiando los tradicionales fiddles por violines y reemplazando la steel guitar por acompañamientos vocales. Supo adaptarse muy bien a los cambios y aunque siempre conservó sus raíces, pronto comenzó a llevar zapatos en lugar de las botas de cowboy y su forma de vestir era elegante y deportiva.

Su música experimentó un cambio similar, evolucionando desde un sonido old country a un sonido más pop, más al gusto de otros mercados, con acompañamientos orquestales. Se transformó en un country-gentleman y todos estos cambios originaron no pocas controversias, especialmente por los partidarios de un country más tradicional. Pero Eddy Arnold ya no quiso dar marcha atrás en su evolución. Su máximo interés era encontrar buenas canciones, de esas que llegan al corazón, y no son pocos los que han dicho que Eddy Arnold proporcionó un toque de clase a la música country.

Eddy tenía un amigo y también biógrafo, Don Cusic, el cual, durante los oficios en recuerdo de Eddy, en el Ryman Auditórium el 14-5-2008, se refirió a él diciendo lo siguiente: “Eddy Arnold trascendió de la música country, pero siempre representó a Nashville y consiguió dar un toque de clase a esta música, haciendo que fuese más respetada”

Algunos de mis amigos dicen que Eddy Arnold es “un blandito”. Me gusta pensar que dicen esto, no por un déficit de sensibilidad, sino por tener el oido demasiado acostumbrado a otra clase de música. Su voz, efectivamente, es perfecta, en especial para las baladas románticas.

Confieso que en la época en que los programas del inolvidable Angel Alvarez me descubrieron una música diferente, hubo una canción que, siendo casi un niño, me llegó hasta lo más profundo de mi corazón. Yo quería escucharla a todas horas, y no pude conseguirla hasta mucho tiempo después. La interpretaba Eddy Arnold de forma magistral, y no es una de las más conocidas o exitosas. Pero lo cierto es que Here Comes Heaven, una canción de 1967, SD de Caravana y que llegó al nº 2 en las listas de country, me sigue pareciendo igual de emocionante.

Eddy Arnold fue un gran talento y, mucho más importante, un auténtico buen hombre. No te olvidaremos, Eddy. Ahora  podremos escuchar, y sentir su voz envolvente en “I Really Don’t Want to Know”, una canción muy sentimental, como pequeño homenaje a su recuerdo. (1094)

 http://youtu.be/gEe-IgEtVSU

 



2 Responses to “EDDY ARNOLD”

  1. 1 pat

    No sabía yo que él cantaba Make the world go away. Yo había escuchado otras versiones, que eran no las de Elvis tampoco… Y bueno, en realidad, sí que es un blandito, pero eso no tiene por qué ser malo. Al final, más al aire o más escondido, todos tenemos algún rincón blandito.
    Un beso

  2. 2 countrymusicstation

    Con esa respuesta nada mas puede decirse. Es cierto que no parece muy country pero Eddy y la canción hacen una perfecta combinación, diciendo cosas como: “She’s my night my day heaven is just a kiss away”. Quede esto como un recuerdo al gran Eddy.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: