BILLIE JEAN HORTON: Una mujer y tres Leyendas (Parte II)

06Feb09

billie-jeanhw3La boda de Hank y Billie Jean finalmente se realizó en New Orleáns, más o menos como estaba planeada. Pero Hank tenía reservada una sorpresa. Maliciosamente había invitado a su boda nada menos que a su reciente ex, Audrey Williams. Esta, se sintió despreciada y, vengativa, prometió romper y desorganizar el gran evento público que significaba esta boda del 19-oct-52. Aunque no llegó a hacer nada de eso.

 

Uno o dos días antes de la boda, Billie Jean aseguró que Audrey llegó a Shreveport. Lo que pasó entre Hank y su ex, nadie lo supo, pero si el propósito de su visita era persuadir a Hank para suspender la boda y que volviera a Nashville, lo cierto es que no lo consiguió.

 

Pero con la invitación a Audrey podría suceder cualquier cosa. Y para evitar cualquier contingencia que frustrase la boda, Hank, con la ayuda de Paul Howard, el líder de su banda local, rápidamente organizaron un plan B, que consistía en suspender el segundo show del sábado 18 Octubre en el Hayride y marchar a un pueblo cercano a New Orleáns, Minden, donde un juez de paz podría casar a el y a Billie Jean. De esta forma, si Audrey organizaba un escándalo podrían presentar su certificado de matrimonio.

 

Además, para su boda incluyeron dos shows y dos pay-per-view, uno para invitados y otro para el público y seguidores de Hank Williams, pero claro, obteniendo unos buenos ingresos. Es decir, como si hubieran tenido 3 bodas. Pensaban salir inmediatamente para Cuba en viaje de bodas, pero el cansancio y el exceso de champagne hicieron sentirse mal a Hank después de su tercer “yes I do” en dos días. Billie Jean tenía 19 años, nueve menos que Hank.

 

Los días que Hank estuvo en Shreveport mejoraron su aspecto físico. Billie Jean dice que ganó peso gracias a las comidas regulares que hacía en casa de su madre. En la boda parecía realmente unos años más joven.

 

Lo que pensaba Billie Jean de Hank Williams se resume en estos comentarios:

 

“- Después de casarnos, Hank tenía una razón para vivir. Tuvimos una casa sencilla que alquilamos. No quise alfombras, nunca las había tenido. Yo era muy joven, casi una niña. Y Hank era realmente un niño. Estaba encantado”.

 

 “- Nunca le ayudaron de verdad. Yo era bien despierta pese a mis años y supe que tenía que ser una amante y una madre para él”.

 

El matrimonio, desafortunadamente, ni siquiera duró tres meses. Hank tenía unos compromisos que cumplir. En Diciembre de 1952, a lo largo de un tour en Texas, Hank se encontraba tan cansado que su madre se unió al tour para cuidar de él, algo que hacía con mucha frecuencia. Y de todas formas, regresó exhausto, por lo que hablaron con su manager y acordaron que cumpliera exclusivamente los compromisos más importantes, tres fechas durante los días de fin de año.

 

Por entonces, estaba claro que ocuparse de Hank estaba más allá de la capacidad de Billie Jean, que ni siquiera llegó a comprender la situación real y los graves problemas de Hank.

 

El conductor que llevaba a Hank de regreso cuando murió, hizo una llamada personal y se puso el padre de Billie Jean al teléfono. “Oh Dios!” fue su exclamación al enterarse. Tras una corta conversación, se lo dijo a Billie Jean, quien se puso a gritar y llorar, exclamando:

 

– “¡Que no le toquen! …muchas veces parece estar simplemente dormido”.

 

Pero todo había acabado, trágicamente. Los análisis posteriores indicaban que tenía alcohol en la sangre y morfina, que se había inyectado él mismo mientras iba en el asiento trasero de su coche.

 

Al compromiso que Hank tenía el día 1 de enero de 1953, obviamente, no pudo acudir. El cartel anunciaba las actuaciones de el propio Hank, como figura estelar, el dúo de comediantes Homer & Jethro, otra figura importante como Hawshaw Hawkins (Lonesome 7-7203), que murió en el fatal accidente aéreo con Patsy Cline en 1963, así como otros artistas que completaban el cartel.

 

Las peleas sobre la herencia de Hank  empezaron antes incluso de que le hubieran enterrado. Billie Jean y la madre de Hank, Lillie Stone, una mujer robusta y temperamental, se pelearon físicamente en un cuarto de baño… Mrs. Stone se apoderó de muchas de las pertenencias de su hijo, su automóvil e incluso su anillo de bodas, pero la batalla por el patrimonio de Hank no había hecho más que empezar.

 

Después de la muerte de Hank, Billie Jean no sabía ni que hacer ni donde ir. Pero dos o tres semanas después, Paul Howard fe a ver a Billie Jean y le preguntó si sabía cantar, a lo cual le contestó que habia cantado toda su vida en las iglesias. Eso fue suficiente. Alquilaron un vestido para Billie Jean, y con un sombrero de cowboy, la hicieron una fotografía. Y se presentaba en los carteles como “Mrs. Hank Williams”

 

Fue un éxito económico tremendo. En una sola noche ingresó más de 2000 dólares, sin contar la venta de fotografías. Así comenzó a hacer dinero y todo lo invertía en casas porque, según decía Billie Jean, “le gustaba mucho jugar al Monopoly”.

 

De todas formas, con la música, Billie Jean no se consagró. Pero no obstante, consiguió entrar en las listas de country con una canción, Ocean Of Tears (un buen título por todo lo que tuvo que pasar), pero aunque solamente sea por curiosidad, este pequeño éxito es una canción que merece ser escuchada. Llegó al nº 29 en el año 1961.

 

Por su parte, la anterior esposa de Hank, Audrey, tampoco perdió el tiempo. Formó una banda a la que llamó “The cold cold hearts” y se puso a hacer el tour, presentándose también como “Mrs. Hank Williams”. Pero ateniéndonos exclusivamente a su escaso talento como cantante, los beneficios de esa faceta como cantante principal, no debieron ser muchos. Se la puede escuchar en canciones como Waltz Of The Wind, y Last  Night, I Heard You Crying In Your Sleep, ambas cuando acompañaba a Hank Williams.

 

Lógicamente no podía permanecer por mucho tiempo esta situación. Asi que los abogados de Audrey negociaron con Billie Jean para comprar estos derechos. Finalmente, y a cambio de una fuerte suma, Billie Jean cedió los derechos comerciales como “Mrs. Hank Williams”, renunciando también a los royalties que la pudieran corresponder.

 

Esto no le importó mucho a Billie Jean porque en esos momentos ya había conocido a otra estrella del Hayride, otra leyenda, llamada  Johnny Horton. Pero esta ya es otra historia. Fue un matrimonio que tampoco duró mucho tiempo. Incluso se ha llegado a decir que después de la muerte de Johnny Horton, Billie Jean intentó “atrapar”a Claude King (Wolverton Mountain), otro cantante del área de Shreveport, pero este tuvo el suficiente sentido para ignorarla.

 

AUSTIN66

(Nota: Todas las canciones referidas, las tengo disponibles y puedo facilitarlas, desinteresadamente por supuesto, a aquél que le interese)



3 Responses to “BILLIE JEAN HORTON: Una mujer y tres Leyendas (Parte II)”

  1. 1 pat

    Gracias por la historia🙂
    (por cierto, yo pondría un poquito más grande la foto)

  2. 2 countrymusicstation

    Ya me gustaria, pero para eso tal vez necesitaria ayuda.. Gracias!

  3. 3 pat

    Vale, cuenta con ella. Mañana lo vemos. Un beso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: